¿Cuánto cuesta producir un disco? ¿Qué rol juegan los sellos?

29895 lecturas

¿Cuánto cuesta producir un disco? La pregunta tiene tantas respuestas como ¿cuánto cuesta un almuerzo? No se paga lo mismo en un restaurant caro en Londres, que en la casa de un amigo en Paillaco. Tampoco es lo mismo el costo por persona de una comida cuando se cocina para uno solo, que cuando se cocina para diez.

Con la producción de un disco sucede algo parecido. El costo depende de dónde se grabe, con qué equipos, con qué profesionales y de cuántos discos se produzcan. En este artículo me propongo explicar a grandes rasgos cómo se graba un disco, cuánto puede costar monetariamente, que rol cumplían antiguamente los sellos y cuál cumplen (o no cumplen) en la actualidad.

La creación de un disco se pude dividir en cuatro grandes etapas: elaboración, multicopiado, distribución y difusión.

1. Elaboración

La elaboración se refiere al proceso que comienza con la creación/selección de las canciones y termina con un master listo para ser multicopiado. Esta tarea la puede realizar tanto una persona sola en un "home-studio", como también incluir a varios profesionales (por ejemplo: productores musicales, ingenieros de grabación, arreglistas, etc).

La elaboración más es simplemente un músico (o banda) que graba, mezcla y masteriza en su propia casa. El caso más caro podría ser un artista famoso (tipo Shakira), donde el sello paga a un productor musical, que a su vez paga a compositores, arreglistas y músicos, para grabar en algún estudio en Miami (u otro lugar similar) lo que en total puede significar cientos de miles de dólares por día de grabación.

Ahora bien, veamos un caso más normal: Triana es uno de los buenos estudios que hay en Chile. Ahí graban bandas chilenas reconocidas, como Intillimani, Chico Trujillo o Los Bunkers. En su página Triana da un precio de referencia. de $200.000 CLP (~300 Euros) por día de estudio. Un tiempo razonable de grabación son 5 días y se puede agregar otro tanto de mezcla y masterización. Saquen sus cuentas. Por supuesto que bandas con menos recursos pueden hacerlo en estudios más baratos por menos dinero.

Una de las grandes diferencias con lo que pasaba hace 20 años atrás es que hoy las bandas pueden elegir. Antiguamente, sólo se podia grabar, mezclar y masterizar en estudios profesionales, que eran mucho más caros que ahora. Por lo tanto, grabar un disco exigía una inversión más alta, y el financiamiento era uno de los roles fundamentales que jugaban los sellos antiguamente. Además, el costo del arriendo de equipos era tan alto que los "gastos de gestión" en que incurría el sello eran pequeños respecto al costo total.

Hoy en día, los sellos no ayudan al financiamiento de la elaboración del disco, si lo hicieran su costo sería el doble o el triple. La mayoría de las bandas prefiere elaborar sus propios discos, pagando directamente al estudio, y no utilizando los servicios del sello en esta primera etapa.

2. Multicopiado

El multicopiado es el proceso de hacer copias, meterlas en cajas y embalarlas, una vez que el disco está listo (elaborado).

Nuevamente, esto puede hacerse con el copiador de CD de tu casa o se puede mandar a hacer a una empresa especializada. El precio depende del número de copias pedidas. Como es de suponer, el costo unitario disminuye cuando se encarga un mayor número de discos. Los precios pueden variar bastante, pero me quedo con lo que dijo un respresentante del Sello Alerce en este mismo sitio: el costo de cada copia es alrededor de $1.000 CLP (US$2).

Entonces, el costo de elaboración y multicopiado para un disco comercial no pasa de los $3.000 CLP (US$6.2), y en general es más bien cercano a los $2.000 CLP(US$4.1).

Antiguamente, el modelo de negocio de los sellos se basaba en que la inversión para crear un disco era tan alta, que los sellos actuaban como una especie de prestamista. Los sellos arriesgaban capitales importantes en la elaboración y el multicopiado de discos. A cambio de este riesgo, los sellos no sólo se quedaban con la mayor parte (casi la totalidad) del retorno por ventas, sino que además se apropiaban de los derechos de autor de la música.

Por lo tanto, si "financiaban" 10 artistas, bastaba con que uno sólo llegase a ser muy popular para obtener grandes retornos. Básicamente entrar a un sello era "vender el alma al diablo" para poder difundir tu música, que dejaba de ser tuya para pasar a ser del sello. Así por ejemplo, los ejecutivos de Alerce (sello chileno) pueden quejarse porque Los Miserables suban a su pagina web un disco que grabaron con ellos hace ¡12 años atrás!

Este escenario generó también la existencia de sellos alternativos, que apostaban a bandas menos comerciales, y probablemente con contratos menos abusivos. Hoy en día, los sellos alternativos, son plataformas Web o redes de distribución "underground". Sin embargo, los sellos alternativos han tenido que adaptarse o simplemente han desaparecido. Por otro lado los sellos mas grandes, se niegan a aceptar la realidad y persiguen a los músicos y consumidores que buscan alternativas que no los incluyen.

3. Distribución

Dado que las nuevas tecnologías han disminuido las posibilidades de intervenir en el proceso de elaboración, y considerando que el multicopiado no es un negocio lo suficientemente lucrativo, los sellos se han focalizado en la distribución y la difusión de los discos.

La distribución consiste en poner el disco a disposición del público. Como el poder se ha ido desplazando hacia este punto de la cadena, hoy en día son los distribuidores los que se comienzan a transformar en "sellos". Esto explica porque hoy en día el "sello" más importante en Chile es FeriaMusic, que está creada sobre la infraestructura de la distribuidora Feria Del Disco. El negocio es simple, ellos tienen las tiendas, ellos ponen los precios, tanto el que le pagan al músico, como el que le cobran al público. Esto explica la relación amor/odio que existe entre los demás sellos y las distribuidoras. Es el pedazo de negocio que va quedando. Sin embargo, ya no se pueden pelear mucho, como dijiera Borges: "No los une el amor sino el espanto".

Está por verse si la venta de discos vía comercio electrónico podrá reemplazar a las distribuidoras tradicionales. Por ahora esta parte de la pelea aún la está ganando con cierta ventaja el sistema antiguo.

De todos modos, la venta directa en conciertos, comienza a tomar fuerza como forma de distribución alternativa, y que está dando buenos resultados a los músicos. Es importante destacar algunos acuerdos abusivos de los sellos impiden a los músicos hacer esto.

4. Difusión

Como dice el ahora famoso Residente de Calle 13 en su canción Calma Pueblo:

Ni siquiera los Beatles tenían cuatro canciones
Sonando el mismo tiempo en las radio estaciones
Ésto lo puede ver hasta un bizco
Tú vendes porque tú mismo te compras tus propios discos

El gran negocio que les va quedando a los sellos es la importante red de influencias que manejan en los medios de comunicación masivos. Por eso es que bandas no asociadas a sellos, como Los Miserables, se quejan de que son vetados y no suenan en las radios. Es un secreto a voces que los sellos pactan con las radios los artistas que van a sonar y cuáles no. Dicho de otro modo, los sellos se han reducido a empresas de marketing. Generalmente cuando los músicos hablan de la industria se refieren a este tráfico de influencias.

La solución para esto no está clara. Muchas bandas optan por apoyarse en los sellos para hacerse conocidas, y los abandonan apenas pueden. Hay casos emblemáticos como Pearl Jam que siguieron una estrategia así.

Conclusión: ¿seguirán produciéndose discos?

Hoy en día la mayoría de los pasos de creación de un disco tienen una alternativa mucho más barata que antaño, que además pueden combinarse entre sí, por ejemplo grabar parte en un estudio de buena calidad y otra parte en casa. No olvidemos tampoco que gran cantidad de los discos que se producen hoy (al menos en Chile) tienen algún tipo de subvención de fondos públicos concursables, las cuales ayudan, aunque sea en parte, a cubrir esos costos.

Aún no está claro cómo continuará esta historia, creo que tiene que ver con si Internet logrará o no hacerle el peso a medios tradicionales de difusión de la cultura, incluyendo los discos. ¿Seguirán produciéndose discos ... o será todo por internet? Creo que esta tal vez sea una de las grandes preguntas.

En principio creo que sí seguirán produciéndose discos (físicos), porque seguirán existiendo compradores, coleccionistas, etc. Pero discos y sellos no son lo mismo. Ya es una realidad que los sellos han quedado arrinconados como empresas de marketing que sólo tienen "cantantes-producto", ya sea en pequeña escala como esos que salen en los programas "juveniles" de la TV, o grandes operaciones de Marketing tipo David Bisbal o Britney Spears. Pero fuera de la esfera del Pop, existen otros géneros musicales como el Rock, en el que creo que ya se está despidiendo de los sellos, para no volver nunca más.

Imágenes: { d } @ Flickr (CC), nebarnix @ Flickr (CC), Chris Boyle @ Flickr (CC), By LiquidMolly (originally posted to Flickr as Studio1) [CC-BY-SA-2.0 (www.creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

Foto de dst

— Master en Tecnologías de la Información y estudiante de Doctorado. Interesado en Social Media, música y política, entre otras muchas cosas. Más información »