¿Compartir archivos está matando la música? Economistas dicen que no

5073 lecturas

URL destacada (blogs.lse.ac.uk): http://blogs.lse.ac.uk/mediapolicyproject/2011/03/21/media-policy-project-policy-brief-1-creative-destruction-and-copyright-protection/

Durante los últimos años, los estudios de cine y discográficas se han enzarzado en una lucha sin cuartel contra las redes P2P. Acusan a la "piratería" del declive en sus ventas y piden a los gobiernos que intervengan castigando a los usuarios de Internet que compartan archivos. En el Reino Unido, la Digital Economy Act (DEA) aprobada el año pasado permitirá, si es implementada como pide la industria del contenido, desconectar a los que insistan en subir archivos sin permiso de los titulares del copyright de esos contenidos.

Un estudio de economistas de la London School of Economics concluye que la caída en las ventas de discos físicos se explica por otros factores, incluyendo cambios en los patrones de consumo de los usuarios (que prefieren asistir a un concierto en vez de comprar el disco), un declive en el dinero disponible para consumo en ocio, y mayores ventas de contenido en formato digital.

Por ejemplo, las ventas de discos físicos han caído entre los usuarios que no tienen computador y que por lo tanto simplemente no pueden descargar música por Internet. Además, respecto a gasto en recreación y ocio, tal como en otras áreas del consumo, las familias están gastando más en servicios y menos en productos.

Nuevos modelos de negocio

Las personas están percibiendo la música y los contenidos menos como un bien durable y más como una experiencia efímera. Esto va en línea con el aumento de los ingresos por conciertos, que al menos en el Reino Unido desde el 2009 que superan a los ingresos por venta de discos, y se espera que la diferencia de ingresos en favor de los conciertos siga aumentando con los años.

Los grandes ganadores son los músicos que realizan conciertos en vivo, sobre todo las bandas emergentes, que se benefician de un mayor público al ofrecer su música por Internet. De acuerdo a los autores del estudio, "algunos artistas y discográficas están usando plenamente el compartir de archivos y la cultura participatoria que sostiene en vez de rechazarla [...] en el proceso, los artistas y las discográficas están desarrollando modelos alternativos útiles para generar ingresos".

Vienen al caso las palabras de David Bowie, que en el 2002 declaró al NY Times: "No veo el punto de pretender que [esta transformación] no va a suceder. Estoy totalmente seguro de que el copyright, por ejemplo, no existirá en 10 años más, y la autoría y la propiedad intelectual se llevarán una paliza". Bueno, el copyright sigue existiendo pero es válido el consejo de David Bowie para los músicos: "es mejor que se vayan preparando para hacer un montón de tours, porque realmente esa es la única situación que va a quedar. Es terriblemente excitante. Por otra parte, no importa si lo encuentran excitante o no; va a suceder de todas formas".

Como recomendación final de su estudio, los economistas de la LSE consideran que las leyes de mano dura contra la piratería no son la estrategia apropiada para defender el derecho de autor. En vez de intentar acabar con las tecnologías P2P, las industrias pueden ganar mucho más dinero si proveen de soluciones amistosas con el usuario y simples que ofrezcan música en forma legal a un precio razonable.

Más información (informe de 18 páginas):

Bart Cammaerts, Bingchun Meng: "Creative Destruction and Copyright Protection". Media Policy Project Policy Brief 1, Marzo 2011. (Leer en Scribd).

Gráfico: Ars Technica.

Foto de ChaTo

— Doctor en Ciencias de la Computación, dedicado a la minería de datos en medios sociales para mejorar la respuesta durante crisis humanitarias, y para estudiar la relación entre medios tradicionales de noticias y medios sociales. +Más información »