Y la música rompió las cadenas ...

4106 lecturas

Sin lugar a dudas, el Martes pasado ocurrió un hito muy importante en el mundo de los negocios e Internet, tema sobre el cual los SushiKnights somos recurrentes (y obsesivos :-) en nuestros artículos: las modificaciones a los modelos de propiedad y negocios de contenido.

La modificación del concepto de "cadena de valor" de Porter, primero "golpeada y machucada" por Donald Tapscott con los conceptos de la Economía Digital y posteriormente por Kevin Kelly con las 12 Nuevas Reglas de la Economía, pronosticaba que tarde o temprano esto ocurriría. (Por si acaso, más de alguien dirá que mis referencias son "antiguas", pero leo muchos autores y demasiado mumbo-jumbo sobre estos temas, por lo cual prefiero basarme en los clásicos).

La premura con que esto ocurre al menos a mí me sorprende: Nokia anunció el Martes 4 de Diciembre un acuerdo con Universal Music, donde los usuarios de ciertos modelos de sus equipos móviles, podrán a contar del segundo semestre del 2008, acceder durante un año en forma gratuita al catálogo de música de Universal y posteriormente, esos usuarios podrán hacer uso indefinido de la música descargada en forma legal.

Este acuerdo definitivamente rompe todos los modelos de "cadenas de valor".

En primer lugar, deja "out of the game" a todos los intermediarios actuales: Editores, Impresores, Tiendas de Música, Retailers, Servicios de Venta On Line. Y deja heridos en el camino, que veían una esperanza en el negocio de la distribución de música y contenidos, con modelos de venta o "pay per use", para mejorar sus alicaídos modelos de ingreso: las Telcos.

Pero además de las consecuencias económicas y las modificaciones profundas a las cadenas de distribución, este hecho pone en jaque todos los modelos de DRM y otros mecanismos "jurídicos" o "legales", echando por tierra muchos de los argumentos que justificaban incluso aberraciones como el impuesto a los CDs y DVDs en España impulsada por SGAE.

Indudablemente, este acuerdo provocará un "efecto manada", donde múltiples fabricantes de dispositivos de "electrónica de consumo", incluyendo DVD-players, televisores, radios, MP3s players y todo tipo de dispositivos "reproductores o almacenadores de contenido" irán en la misma línea, privilegiando el acceso para sus clientes a contenidos que le den "vida" a los aparatos. No me extrañaría que en el corto plazo, los pendrive USB vendrán con el "valor añadido" de música o videos de alta calidad, como parte de la oferta "nueva recién salida del paquete", exclusivamente para lograr romper el commodity.

En otro segmento, el liderazgo de Apple con su exitoso modelo basado en la tríada iTunes, iPod y iPhone, enfrentará ahora un claro competidor emergente en Nokia, el cual estaba restringido tímidamente a los dispositivos de acceso con creciente funcionalidad. Será interesante observar en los próximos meses las siguientes jugadas.

Este artículo lo publiqué también en mi blog donde recibí algunos comentarios y que aprovecho de incorporar acá.

El acuerdo Nokia-Universal incorpora mecanismos DRM, lo cual no modifica el hecho de ser un "rompimiento total" de las cadenas de valor en la industria del contenido. Y eso tiene un efecto sobre los modelos de negocio muy importantes, con un "reordenamiento del naipe", eliminando o quitando un enorme poder a procesos o roles de intermediación, dejando finalmente a sólo tres actores: los productores de contenido, los reproductores de contenido y los usuarios.

En cuanto al tema del uso de DRM en este modelo, ¿se esperaba algo distinto? No lo creo. De alguna forma Nokia debe mantener (al menos por un cierto tiempo) la ventaja comparativa y buscar algún modelo que haga económicamente viable este acuerdo.

Al menos para mí como Usuario/Cliente, el tener acceso ilimitado a contenido y que sólo pueda ser reproducido en el dispositivo que adquiera, ya es un gran avance. Pedir más que eso (considerando además que es un valor agregado "for free") es cuasi imposible y no sería económicamente sustentable. Imaginar que a través de un dispositivo voy a tener acceso ilimitado a una infinita fuente de música en forma legal y sin restricción para reproducción sin control es simplemente de ilusos, al menos por un tiempo. ¿O es que alguien esperaría que a través de un simple Nokia N95 voy a tener acceso para sacar un backup ilimitado de toda la música de Universal para libre distribución?

Mi visión es que probablemente, el DRM tendrá una derivación futura no hacia el control de la reproducción como ha sido hasta el momento, sino que a nivel del control de la "Identidad del Comprador". Es decir, "quién" compró un cierto contenido, para efectos de control ex-post, pero sin trabas hacia la reproducción.

Pero eso es demasiado arriesgado en términos de visión y prefiero esperar el curso de los hechos.

En fin. Este post daría para mucho más. Sólo podemos decir que el mercado de los contenidos cambió ... y definitivamente.

(Fuente de la imagen: www.nokia.com)

Foto de maz

— Soy afortunado: trabajo en los temas que me apasionan. Más información »