A la izquierda política tradicional ¿le importa la Cultura Libre? ¿le debería importar?

3825 lecturas

URL destacada (sinprors.org.br): http://www.sinprors.org.br/extraclasse/dez11/entrevista.asp

Una de las grandes debilidades de la explosión de movimientos sociales durante el 2011 en Europa (indignados), EEUU (occupy), y en parte de Latinoamérica (ej. estudiantes chilenos), ha sido hasta el momento su incapacidad para convertir grandes aspiraciones sociales en cambios políticos y legislativos reales. Parte de esta debilidad ha sido atribuida a la inexistencia de nexos ideológicos entre estos movimientos y la política partidista tradicional.

En la derecha, por una parte, temas afines a las libertades digitales, como la neutralidad de la red o la limitación de responsabilidad civil de los intermediarios, son naturalmente pro-empresa, pro-competencia, pro-reducción del estado. Lamentablemente, la penalización de las infracciones a la "propiedad intelectual" y la destrucción de libertades civiles en aras de la "guerra contra la piratería", han dominado la acción de este segmento político hasta ahora, en desmedro de los derechos de los ciudadanos.

Por otra parte la izquierda permanece largamente impasible, como hemos comentado en otras ocasiones. En una entrevista a Marcelo Branco (@MarceloBranco, especialista en TI que coordinó la campaña electoral de la actual presidenta de Brasil, Dilma Rousseff) hay algunas claves de por qué esto ha sucedido, estableciendo un paralelo con otros movimientos sociales del último siglo [énfasis añadido]:

EC: En el primer Foro Social Mundial todavía había mucha resistencia en relación al movimiento ambientalista, visto por muchos militantes de izquierda como pequeño-burgués. ¿Ha cambiado eso, ahroa que el objetivo del Foro Social Temático es enlazar los movimientos sociales con las discusiones de Rio+20, la conferencia de la ONU sobre desarrollo sustentable?

MARCELO BRANCO: La formación marxista clásica, como la que yo tuve, no contempla la idea de lucha ecológica como una lucha de clases. Lo mismo sucede con la lucha del feminismo. Los marxistas que se quedaron atrapados y atascados sólo consiguen entender las cosas sobre una óptica de lucha de clases clásica, y son incapaces de ver los movimientos feministas, ecológicos, de software libre, de cultura libre, como movimientos sociales positivos. Tienen un pre-concepto todavía. No es general. Es obvio que la lucha ambiental y por la sostenibilidad del planeta han crecido en dimensión.

EC: Los problemas ambientales aumentaron.

M. BRANCO: Exacto. Hoy existe una concientización de la población que está mucho más sensibilizada con estos temas. Y también en los temas de mi área, como los derechos civiles en Internet. Pero creo que las organizaciones tradicionales, los partidos y los sindicatos convencionales, todavía tienen dificultades para comprender estas luchas importantes y claves para este período que estamos viviendo.

Comentario

Esto es muy preocupante. Si la izquierda tradicional ve los problemas medio-ambientales como temas de pequeño burgués, ¿que pensarán de la Cultura Libre? Yo creo que se equivocan. Tal como la degradación del medio-ambiente no es una preocupación abstracta de un grupo pequeño y acomodado, sino una amenaza real a la forma de vida de todos los animales que vivimos en la Tierra, la Cultura Libre no es una preocupación abstracta de los usuarios de una cierta red de comunicaciones.

A medida que todo lo que hacemos deja de tener un componente online para ser realizado completamente online, las leyes que definan como funciona Internet definirán como funcionará toda la sociedad durante las siguientes décadas o siglos. Estas leyes definirán si la red estará al servicio de unas pocas industrias del entretenimiento y vigilada de cerca por un estado policial, o será una red abierta, democrática y libre. Si eso no le interesa a la izquierda tradicional, ¿entonces, qué les interesa?

Ver entrevista completa en el sitio de Extra Classe »

Foto de ChaTo

— Doctor en Ciencias de la Computación, dedicado a la minería de datos en medios sociales para mejorar la respuesta durante crisis humanitarias, y para estudiar la relación entre medios tradicionales de noticias y medios sociales. +Más información »